Seleccionar página

 Despues de la pandemia mundial por el covid todos los sistemas se vinieron abajo, sanitario, laboral, empresarial, educativo, transportes, etc… Todo esto ocurrió tanto en los países mas desarrollados como en los que menos, nadie supo prevenir ni se podía imaginar los efectos y consecuencias de la invasión de esos «pequeños bichos»..

Centrándonos en el mundo laboral, la mayoría de la población activa de los cinco continentes se dedicaba al sector tradicional así que dejaron de percibir sus ingresos, salvo aquellas minorias que tuvieran un «plan b» financiero, muchas empresas tuvieron que cerrar debido al coste elevado de sus operativos y lo que suponía el mantenimiento de sus locales físicos y también lógicamente sufrieron las pymes…

Ahí fue cuando comenzó el comercio electrónico, los negocios digitales, el trabajo online, que ahora está normalizado pero recuerda que la economía mundial se engloba en producción, distribución y consumo, ¿sabes que tan solo el 3% se dedica a la producción? Si, sobre todo por su alto coste, (investigación, materia prima, licencias, fábricas, etc…), Sin embargo, en el consumo está el 100 x 100 de la población mundial, estamos consumiendo todos los dias desde por la mañana hasta por la noche, lo que supone para todos/as solamente gastos y en la distribuición solo un 2 % se dedica a ello. ¡Qué barbaridad! ¿verdad?

Al comenzar el negocio online, en muchas plataformas digitales comenzaron a ofrecer sus productos y servicios dando un giro al sistema anterior, pero no tiene la misma credibilidad el dueño de dicho negocio que una persona consumidora con autoridad y coherencia en su mensaje, y de ahí nacieron los embajadores de marca y es que los cosumidores se fían mucho más de personas conocidas para su garantía y seguridad. Hoy se ha vuelto tan popular ser embajador o embajadora de marca que ellos/as eligen que empresas quieren representar así que el poder de distribuir no solo nos sirve para consumir si no para generar ingresos, además es una habilidad que se puede entrenar, La revista Forbes, hace dos años escribió un artículo donde decía que en las próximas décadas las personas que se dedicasen a la distribución serían las nuevas personas millonarias, exitosas y libres financieramente y esto es una oportunidad para todos/as , así que independientemente de lo que hayas estudiado o trabajado, ¿qué opción prefieres? ¿seguir consumiendo o aprender una capacidad nueva con la que generar un segundo ingreso en tu casa? ¡Ahí te lo dejo! 

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Abrir chat