Seleccionar página

Ahora que estamos en verano es el mejor momento para ser conscientes de la importancia de la gestión del agua, en España estamos al borde de la sequía y no es una broma.. Asi que lee atentamente…

El agua es un elemento limitado e insustituible que es vital para el desarrollo y la preservación de todos los seres vivos y ecosistemas del planeta. No obstante, la situación de sequía está afectando a la disponibilidad del agua para usos cotidianos, domésticos, industriales y agrícolas, algo que genera preocupación en muchas zonas, comunidades y sectores del país.

La sequía, además, pone de manifiesto la necesidad de ahorrar y cuidar el agua en el día a día. “Las sequías nunca llegan de un día para otro, así que tenemos tiempo de implementar medidas responsables. Es obligación de todos los ciudadanos proteger el agua”, apunta Pedro Monzonís.

Aquí te dejo algunas medidas que he leído y me han parecido muy buenas:

  • Dúchate en lugar de bañarte. Esta medida puede ayudarte a ahorrar hasta un 50 % de agua. Procura que las duchas duren poco tiempo (de 5 a 8 minutos es lo más recomendable).
  • Cierra el grifo mientras te enjabonas o lavas los dientes. Con esta medida, según los especialistas, podrías ahorrar hasta 10.000 litros al año.
  • Evita el derroche de agua mientras esperas a que salga caliente. Esta agua debes recogerla y utilizarla para regar las plantas, fregar el suelo, lavarte los dientes, lavar la ropa, asear a las mascotas, etc. 
  • Utiliza electrodomésticos de ahorro energético. Es recomendable usar lavadoras y lavavajillas con etiquetado energético A. Importante también es poner el lavavajillas o la lavadora siempre llenos; así ahorrarás dinero, tiempo y mucha agua.
  • Instala un dispositivo de ahorro en el grifo. Con los aireadores reducirás el consumo casi un 50 %. Son fáciles de instalar y en el mercado están disponibles para todos los bolsillos.
  • No uses el inodoro como una papelera. Mejor coloca una papelera en el baño y así evitarás tirar de la cadena cada vez que empleas el inodoro como cubo de basura.
  • Lava el coche con un cubo de agua y una bayeta. Evita utilizar una manguera, ya que se consume hasta 10 veces más agua.
  • Revisa las instalaciones de manera periódica. Una pequeña fuga puede suponer un gran desperdicio de agua y de dinero en las facturas de cada mes.
  • Riega las plantas durante la noche. Los expertos apuntan que de esta manera reducirás el 10 % de las pérdidas de agua por evaporación.
  • Procura consumir productos de temporada. Estos necesitan menos agua durante su producción, conservación y transporte, por lo que se reducen las emisiones de gases y la huella hídrica. 

¡Vamos a poner de nuestra parte!

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Abrir chat