Seleccionar página

El otro día leí un artículo que comentaba que el 83 % de las mujeres (niñas y adolescentes) no hacen deporte habitualmente…¡Y eso me dió que pensar porque para mi realizar actividad física a diario es un must, si si, un «lo hago y punto», por mi bienestar, por mi salud, por verme bien…!

No sé si lo sabían pero la inactividad física es el cuarto factor de riesgo de mortalidad mundial, ¡increíble pero cierto! y está claro que a las mujeres se les ha fomentado menos el deporte y el realizar ejercicios físicos pero la cosa va cambiando y yo feliz por ello…

Para que entiendas el trabajo incansable de las mujeres por la igualdad también en el deporte te cuento que hasta 1900, en París, las mujeres no participaron en unos Juegos Olímpicos; lo hicieron de manera testimonial y extraoficial y hasta los Juegos Olímpicos (JJ. OO.) de 2021, el porcentaje de mujeres participantes no ha sido el mismo que el de los hombres. ¡Brutal! ¿eh?

Y ahora que parece que por fin en el deporte la brecha de género se va eliminando, ¿por qué aconsejo a todas las mujeres que practiquen actividad física?

Porque la práctica regular de actividad física en las personas en general es muy beneficiosa para su bienestar físico y mental. Pero además, tal y como destaca la Oficina para la Salud de la Mujer (OASH), puede ayudar a reducir el riesgo de muchas enfermedades, como las cardiopatías y los accidentes cerebrovasculares. Asimismo, también puede aliviar los síntomas de depresión, la diabetes tipo 2 y la hipertensión.

La OASH recomienda a las mujeres realizar cada semana, al menos, 150 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada y 75 minutos de actividad aeróbica de intensidad vigorosa. Además, aconseja ejercicios de fortalecimiento muscular dos o más días a la semana. 

Conforme se van cumpliendo años, especialmente a partir de la menopausia, en la OASH abogan por incrementar el tiempo y la intensidad de los entrenamientos. Además, los ejercicios de equilibrio son especialmente relevantes al alcanzar una edad madura ya que disminuyen el riesgo de caída. 

Sinceramente, esto debe ser imprescindible para todo el mundo pero hoy por hoy, con la lucha de derechos tan grande que han tenido y tienen las mujeres y con todos los cuidados que ofrecen a la sociedad, es hora de que entiendan que tienen que cuidarse ellas primero por encima de todo, que parte importente es construir hábitos saludables y que además ellas son tan fuertes como nosotros o más, solo depende de la práctica y la voluntad. 

¡Nos vemos en los entrenamientos de la vida! 

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Abrir chat