Seleccionar página

Hace 2500 años, Hipócrates decía «Que tu alimento sea tu medicina»…

Las cosas han cambiado mucho y nuestra alimentación es variada pero nuestra nutrición no es buena, por desconocimiento, por exceso de macronutrientes y por carencia de micronutrientes y porque normalmente no comemos lo que debemos…

Todo esto va generando problemas (irritabilidad, dolor estomacal, mala memoria, dolor de cabeza, mala actitud, baja energía, etc…) y esos problemas enfermedades…Los micronutrientes no desempeñan ningún papel energético, pero son indispensables para el buen funcionamiento del organismo. 

Los micronutrientes son elementos que el organismo no puede sintetizar, con algunas excepciones. Por lo tanto, tienen que ingerirse con la alimentación
Aunque solo se necesitan en cantidades muy pequeñas, su papel es preponderante en numerosos procesos fisiológicos. 

Tenemos por un lado las vitaminas, los minerales y los oligoelementos y por otro lado las familias de polifenoles, flavonoides y carotenoides, los ácidos grasos poliinsaturados como el famoso omega 3, los aminoácidos esenciales y los pre y los probióticos.

Las vitaminas son sustancias:

  • hidrosolubles (solubles en el agua) o 
  • liposolubles (solubles en la grasa)

En su gran mayoría, se ingieren con la alimentación y son esenciales para las reacciones metabólicas del organismo. 
Sus funciones pueden ser muy variadas: transportador, cofactor de reacción, mensajero… 
Algunas tienen propiedades antioxidantes: es el caso de la vitaminas A, C y E.

Los minerales (sodio, potasio, calcio,magnesio, fósforo) están presentes en los alimentos en forma de sales.

Son:

  • indispensables para la vida de las células, 
  • necesarios para todos los órganos, especialmente para el cerebro.

A menudo son coenzimas, lo cual significa que algunas enzimas no pueden funcionar sin la presencia de estos minerales. 
Su papel es vital.

Los oligoelementos se encuentran en estado de trazas en el organismo, pueden:

  • ser elementos constitutivos de los tejidos,
  • intervenir en la actividad de las enzimas y las hormonas. 

Estas sustancias proceden obligatoriamente de la alimentación y la capacidad de almacenaje del organismo es muy limitada; por lo tanto, el aporte debe ser regular. (Y ahí comienza el problema y la búsqueda de solución…¿Cómo tomar todo esto de forma regular y correcta?)

Los polifenoles, flavonoides y carotenoides son moléculas, mayoritariamente presentes en la fruta y la verdura, que tienen sobre todo potentes propiedades antioxidantes. Por ello, participan en la protección de las células contra agresiones diarias como el estrés. 

Los ácidos grasos poliinsaturados, los más conocidos de los cuales son los omega-3 tienen un papel primordial en la estructura de la membrana celular
Algunos de ellos, llamados «esenciales», el organismo no los puede fabricar. Sin embargo, estos ácidos grasos esenciales

  • participan en el mantenimiento de una colesterolemia normal,
  • contribuyen a una función cardiaca normal,
  • pueden contribuir al funcionamiento normal del cerebro.

Existen veinte aminoácidos, aunque ocho de ellos se llaman esenciales
Estos ocho aminoácidos esenciales:

  • nuestro organismo no los puede sintetizar y, por lo tanto, deben proceder de los alimentos,
  • tienen un papel fundamental en la estructura de las proteínas, 
  • algunos de ellos son precursores de hormonas.

Por último pero no menos importante tenemos que hablar de los probióticos, que son microorganismos vivos que, aportados en concentración suficiente, ejercen un efecto beneficioso sobre la salud del huésped.

Los prebióticos tienen la propiedad de aumentar el crecimiento y la actividad de los probióticos. Son el sustrato de los probióticos.

¿Ves cuántas cosas no tomamos a diario y por eso hay tantas enfermedades en la actualidad? ¡Pero tengo la solución! Tomar complementación, no solo debemos comer bien si no que debemos complementar esa nutrición para que sea excelente con productos naturales y mayormente de origen vegetal para que podamos absorber todo lo que necesitamos y sentir que volvemos a estar sanos, fuertes y llenos de vida.

Todo esto no es difícil, Amway tiene una gama muy variada y completa que yo te puedo aconsejar siempre y cuando tu compromiso contigo mismo sea real. Para vivir más y mejor es necesario practicar actividad física regular, comer saludablemente y ser coherente con la vida que deseas vivir. ¡Si a eso le sumas los micronutrientes lo celebraremos dentro de muchos años aún aquí cumpliendo sueños!

 

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Abrir chat